Cirugía robótica mínimamente invasiva

Los cirujanos de Spring Valley Hospital Medical Center utilizan el sistema quirúrgico da Vinci®, una plataforma robótica de avanzada que permite que los médicos lleven a cabo procedimientos complejos usando incisiones más pequeñas que la cirugía estándar con diminutas herramientas de precisión operadas robóticamente. Como resultado, se logra reducir el dolor, las cicatrices, el trauma y la pérdida de sangre con respecto a otros procedimientos quirúrgicos, de modo que los pacientes tienen la posibilidad de retomar su trabajo y sus actividades diarias más rápidamente.

Procedimientos robóticos

Los cirujanos en Spring Valley Hospital utilizan la tecnología para:

El sistema da Vinci

El sistema quirúrgico da Vinci® consta de una consola para el cirujano, un carro con cuatro brazos robóticos interactivos del lado del paciente, un sistema de visión 3D de alta definición y alto desempeño, y los instrumentos EndoWrist® del sistema. El sistema da Vinci, que utiliza tecnología robótica avanzada, está diseñado para traducir los movimientos de la mano del cirujano en movimientos precisos de los instrumentos EndoWrist.

Ventajas de los procedimientos robóticos y mínimamente invasivos

Tanto a la cirugía robótica como a la cirugía laparoscópica se las denomina procedimientos mínimamente invasivos. Como en ambos procedimientos se utilizan pequeñas incisiones, se reduce el dolor posoperatorio, hay menor pérdida de sangre, una menor necesidad de transfusiones de sangre y un tiempo de recuperación potencialmente más rápido. Las dos principales desventajas de la laparoscopía convencional (sin el uso de instrumentación robótica) son el grado de dependencia de instrumentos manuales rígidos y la visualización que se obtiene a través de un monitor de video 2D estándar en lugar de un campo 3D. Aunque la cirugía laparoscópica estándar se hace mediante pequeñas incisiones, la profundidad del campo, la destreza y la precisión del cirujano pueden ser variables.

Los beneficios potenciales de la cirugía robótica mínimamente invasiva con respecto a la cirugía abierta incluyen lo siguiente:

  • Hospitalización más breve (un día, en la mayoría de los casos, contra tres a cinco días)
  • Reducción significativa del dolor postoperatorio (por lo general, solo se requieren analgésicos de venta libre)
  • Menor tiempo de recuperación y reincorporación más rápida a las actividades normales (de una a dos semanas contra seis a ocho semanas)
  • Menores complicaciones y menor riesgo de infección
  • Cicatrices más pequeñas: incisiones pequeñas del tamaño de una moneda de diez centavos contra una cicatriz de seis a ocho pulgadas.

Mejores candidatos

Los médicos determinan caso por caso quiénes son los mejores candidatos para la cirugía robótica. Consulte al suyo acerca de la cirugía robótica y si su diagnóstico y situación permiten o no el uso de esta.