Fisioterapeuta neonatal de Spring Valley Hospital: una de las pocas en EE. UU. en recibir la nueva certificación

Martes, 29 de mayo de 2018
Gabby Kompare recibe certificación de fisioterapeuta neonatal

Gabby Kompare, fisioterapeuta neonatal en Spring Valley Hospital

Gabrielle "Gabby" Kompare, fisioterapeuta neonatal, trabaja con pacientes muy pequeños en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) de Spring Valley Hospital, que proporciona atención médica avanzada y cuidados de apoyo al desarrollo para pacientes prematuros o que tienen otros problemas médicos. Obtuvo recientemente la designación de fisioterapeuta neonatal certificada, una de los aproximadamente 250 en el mundo y la segunda en Nevada.

Gabby pasa sus días de trabajo con pacientes que normalmente pesan menos de cinco libras y no pueden expresar sus sentimientos o frustraciones de otra manera que no sea a través del llanto. De muchas maneras, los años que trabajó como fisioterapeuta de adultos en recuperación tras un accidente cerebrovascular, lesiones o enfermedades le ayudaron a prepararse para trabajar con neonatos. "Cuando después de un accidente cerebrovascular, la persona pierde el habla, uno tiene que comprender cómo sienten y reaccionan los músculos para saber qué terapias usar y ver cómo progresa la persona", explicó Gabby. "Fue un excelente entrenamiento para poder trabajar con recién nacidos de solo días o semanas de vida que no pueden expresarse con palabras".

"La terapia neonatal es el arte y la ciencia de integrar el desarrollo típico de un recién nacido y la familia en el entorno de la UCIN", dijo Gabby. Esto implica ayudar a los padres a comprender los movimientos y el comportamiento del desarrollo de su bebé. Algo tan simple como determinado tipo de contacto o el cuidado piel a piel de los padres puede tener un impacto positivo en la estabilidad fisiológica de un recién nacido, lo que permite una mejora enorme en el sueño y el desarrollo neurológico a largo plazo.

Cada interacción tiene una finalidad específica. Gabby puede ayudar a un bebé a girar la cabeza hacia un sonido, lo que ayuda a desarrollar el pensamiento y las capacidades sensoriales. O puede ocurrir que un bebé necesite ayuda para aceptar el chupón, que resulta útil para la alimentación y la capacidad de tranquilizarse solo. "Todo lo que hacemos construye las bases para el desarrollo de las capacidades funcionales a largo plazo para la evolución", dice.

La mejor parte de su trabajo, dijo Gabby, "es ver los resultados de todos nuestros esfuerzos". Tenemos un equipo interdisciplinario que incluye neonatólogos, profesionales de enfermería neonatal, profesionales de enfermería de UCIN, supervisores clínicos, terapeutas respiratorios, nutricionistas, asistentes sociales, profesionales de terapia ocupacional y del habla y directores de UCIN y terapia. Creo que tenemos el mejor equipo local para cuidar a nuestros pacientes pequeños. Todos tenemos un impacto duradero en las familias de la UCIN, pero lo más importante es el impacto en el desarrollo de nuestros pacientes".

"Esta certificación demuestra el compromiso de Gabby con sus pacientes y su profesión", dijo Leonard Freehof, director ejecutivo/director administrativo de Spring Valley Hospital. "Ella es la primera fisioterapeuta en The Valley Health System en obtener esta designación y la segunda en Nevada. Estamos muy orgullosos de ella y de saber que nuestros pacientes de la UCIN y sus familiares continuarán aprovechando los beneficios de su experiencia".

Acerca de la certificación de terapia neonatal
Para obtener esta certificación, los solicitantes deben tener un mínimo de tres años de experiencia en terapia física, ocupacional o del habla; 3,500 horas o más de experiencia en la UCIN; 40 horas de experiencia monitoreada con otro terapeuta neonatal certificado; pasar el examen de Certificación Nacional de Terapia Neonatal y hacer 40 horas de educación continua específica para UCIN.

Más información sobre la UCIN en Spring Valley Hospital >